¿Y tú? ¿Escribes?

Estándar

Muchos son los jóvenes utilizan su estancia en la universidad como un trampolín hacia el conocimiento y las nuevas experiencias. En un ambiente en el que predominan la fiesta y las noches de estudio, todavía se mantienen algunas de las iniciativas culturales que pretenden acercar a los jóvenes (y a los que no lo son tanto) a un mundo sin igual en el que la creatividad no ha encontrado fronteras.

Noviembre. El correo electrónico rebosante de artículos. Reuniones, correcciones, un pequeño descanso hasta que llegue la inspiración… ¿El objetivo? Sacar otro número adelante. Permitir que los jóvenes se acerquen a la literatura y, sobre todo, que la disfruten. Así se trabaja en la revista literaria Eclipse. O, al menos, así los imagino yo.

Una pequeña entrevista en un bar del centro me permitió conocer a varios de los coordinadores que se esfuerzan por mantener la continuidad de este proyecto desde que fuera creado en 1999 por Ignacio Escuín. El objetivo era poner en marcha una publicación dentro de la Universidad de Zaragoza, y así se hizo. A lo largo de los años ha ido pasando por diferentes grupos de estudiantes que han trabajado muy duro, y eso se hace presente en los resultados.

Lo que comenzó siendo un pequeño cuestionario derivó en una apasionante charla sobre las experiencias y las opiniones de los allí presentes. La verdad es que no he tenido muchas oportunidades de participar en debates tan interesantes y, en el fondo, me alegró el hecho de que mis preguntas obtuvieran respuestas más allá de los límites establecidos. Jóvenes de este tipo hacen que sientas que la literatura es algo vivo y al alcance de todos.

María Coduras, Jesús Soria, José Manuel Dorado y Elia García

Por lo que me explicaron sus coordinadores, reciben muchos artículos en cada edición. Personalmente, no sabía hasta qué punto los jóvenes estaban dispuestos a involucrarse, y me alegró comprobar (en palabras de Elia) que la gente tiene mucho respeto. Respeto: algo que, en ocasiones, anda perdido entre ceros y unos. También hubo lugar para las nuevas tecnologías en nuestra mesa de bar. María se lamenta de que haya editoriales reacias a publicar online, o que lo hagan subiendo el precio. Yo, asiento. Asiento y sonrío. Creo que no he hecho otra cosa en toda la tarde. Porque así, da gusto hablar.

Poco a poco nos embarcamos en una cruzada lingüística en la que se habla de las nuevas publicaciones, de lo difícil que es hacerse un hueco o de los libros que son anunciados a bombo y platillo. Dice Jesús que es el tiempo el que determina si una obra es buena o no, y la verdad es que no le falta razón. A Elia le preocupa el hecho de que las ediciones digitales no perduren en el tiempo de la misma forma. ¿A quién no le ha jugado una mala pasada el ordenador alguna que otra vez? Los eBooks permiten que miles de volúmenes no pesen más que unos gramos, y aún así sigo considerando al libro como el ente cultural más tangible que conozco. A no ser que lo pierda, no desaparece así como así. Lo cierto es que no puedo decir lo mismo de un pdf con la última de Coelho.

José Manuel, con su aplomo y su seguridad al hablar, nos cuenta un par de detalles sobre unas opciones que no habíamos barajado todavía. Nos recuerda que, hoy en día, los vinilos siguen teniendo valor. ¿Por qué no puede ocurrir lo mismo con los libros? Pasa entonces a describir una guerra de formatos que han terminado por sacar adelante lo que podría denominarse como “un libro bonito”, es decir, un libro en el que se cuida la presentación, donde el gramaje del papel es un elemento importante y que presta especial atención a las imágenes y la estructura del texto. ¿El mejor ejemplo? El libro infantil. Gracias a la mejora de los procesos de producción se crean volúmenes muy cuidados y que merece la pena adquirir y conservar.

Sin duda, una de las cosas que más me gustó sobre esta entrevista fue la variedad de respuestas a mi pregunta “¿se puede vivir de la literatura?”. Jesús me mira y me lanza otra pregunta: ¿comercio o creación verdadera?. Yo dudo y titubeo, y es entonces cuando interviene Elia. Dice que le parece mal que todos los profesionales de uno u otro sector puedan vivir de su trabajo excepto los escritores. Nunca había reflexionado sobre eso, pero la verdad es que tuve que darle la razón. Es cierto, está mal visto. Todavía quedan tintes bohemios de ese escritor mal pagado que alcanza su mayor éxito poco después de morir. Hoy en día, sólo vale el que tiene un buen contrato con una editorial. O el que gana el Premio Planeta. ¿Qué hay del resto?

Poder hablar del futuro y del presente de la cultura en España me relajó. Observé a un grupo de jóvenes que tenían ganas de crear, de compartir sus ideas y de aprender. Creo que nos dejamos llevar por las listas de ventas y por el número de ediciones, sacrificando a nuestro paso algo muy importante: imprimir calidad y originalidad en nuestras obras. Cualquier texto, por pequeño que sea, debe mostrar una parte de nosotros, así como tener un objetivo y una misión.

Gracias a las ideas que encontré en los coordinadores de Eclipse he vuelto a creer en la literatura. Dejar de lado el pesimismo que abate a las nuevas ideas y permitir que la creatividad aflore no debe ser considerado como un sueño de juventud. Podemos realizarnos a través de la escritura. Podemos crear belleza, trasladar al lector a paraísos insospechados o dejarlo aterido de frío mediante una buena recreación de un paisaje tétrico y angosto. El poder de la palabra no ha muerto, y ya sea usando un Bic carcomido o un lápiz digital, la aventura de escribir sigue ganando adeptos en todo el mundo. Yo, que me perdí en el camino, he recuperado esas miguitas de pan que me han dado tanto durante estos años. ¿Y tú? ¿Escribes?

Recuerda que puedes encontrar la revista Eclipse en la Biblioteca de la Universidad de Zaragoza; las librerías Cálamo, Antígona, El Pequeño Teatro de los Libros y La Pantera Rosa.
Además puedes seguir su blog, su página en Facebook y su Twitter 🙂
Anuncios

»

¿Tienes algo que decir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s